MONSEÑOR SAMUEL JOFRE GIRAUDO

Obispo diocesano de Villa María, recibió la consagración episcopal y tomó posesión de la diócesis el 5 de mayo de 2013

Nuestra diócesis de Villa María fue creada el 11 de febrero de 1957, con la bula “Quandoquidem adoranda”, de Pío XII. Comprende, en la provincia de Córdoba, los departamentos de General San Martín, Marcos Juárez (mitad septentrional hasta el límite Norte de las parroquias de Corral de Bustos e Isla Verde, de la diócesis de Río Cuarto), Río Segundo (extremo SE, incluyendo la parroquia de Pozo del Molle), Tercero Arriba (excluyendo la zona de Corralito), Unión (mitad septentrional, hasta el límite norte de las parroquias de Laborde, Monte Maíz y Pascanas, de la diócesis de Río Cuarto) y Calamuchita (mitad sur).
El primer obispo fue Mons. Alberto Deane, pasionista, nombrado por Pío XII el 13 de marzo de 1957. Recibió la consagración episcopal el 29 de junio de ese año y tomó posesión de esta diócesis el 4 de julio de 1957. Renunció por razones de salud el 15 de abril de 1977.

Lo sucedió Mons. Cándido Genaro Rubiolo, a quien siendo obispo auxiliar de Córdoba, Pablo VI lo trasladó a Villa Marí­a el 15 de abril de 1977, de la que tomó posesión como su segundo obispo diocesano el 13 de julio de 1977. El 15 de octubre de 1979 fue promovido a la sede arquidiocesana de Mendoza.

El tercer obispo fue Mons. Alfredo Guillermo Disandro, quien desempeñándose como obispo auxiliar de Córdoba fue trasladado por Juan Pablo II a Villa María el 16 de abril de 1980. Tomó posesión el 18 de mayo siguiente. Renunció por edad el 23 de junio de 1998. El cuarto obispo de Villa María fue Mons. Roberto Rodríguez a quien siendo obispo auxiliar de Córdoba Juan Pablo II lo trasladó a la sede de Villa María el 23 de junio de 1998. Tomó posesión el 13 de setiembre de 1998. El 24 de mayo de 2006 fue trasladado como obispo de La Rioja, sede de la cual tomó posesión el 23 de julio de 2006.

El quinto obispo diocesano fue Mons. José Ángel Rovai, quien siendo obispo auxiliar de Córdoba, Benedicto XVI lo trasladó a esta sede el 3 de octubre de 2006; tomó posesión el 3 de diciembre de 2006. Su renuncia fue aceptada por el Papa Benedicto XVI el 28 de febrero de 2013, último día de su pontificado, y nombró a Samuel Jofré Giraudo como sexto obispo de esta diócesis.