El día domingo 18 de junio se celebró en la Iglesia Catedral la Santa Misa en la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, que fue presidida por nuestro Obispo Samuel, acompañado por gran cantidad de fieles.

En la homilía nuestro Obispo invitó a reflexionar acerca de las condiciones para acercarse a recibir el Santísimo Sacramento. También, se refirió a los últimos hechos de violencia que se han registrado en la ciudad, de los cuales “como sociedad debemos pedir perdón”.

Luego de la celebración eucarística se realizó una procesión con el Santísimo Sacramento hasta la Capilla del Colegio San Antonio, donde se hizo la reserva.